Cercar en aquest blog

dilluns, 5 d’octubre de 2015

Iñaki Etxabe. 1975.


Octubre del 75 llegó a Euskal Herria con ese frío húmedo que se queda a vivir en los huesos. El frío que debió sentir Kepa José Etxandi, carpintero de 39 años, en la muga de Luzaide, el día 3, al ser ametrallado por un control de la Guardia Civil. Sometido a varias operaciones, falleció en el Hospital de Navarra. El ametrallamiento fue calificado de lamentable confusión y el incidente se enterró en la cuneta como tantos otros.

La noche del 5 de octubre tres individuos irrumpen en el restaurante que hay en el Alto de Kanpazar entre Elorrio y Arrasate, y lanzan botes de humo al grito de ‘¡todos al suelo!’. El restaurante es propiedad de Iñaki Etxabe Orobengoa (foto). Un hermano suyo, Juan José Etxabe, había sido dirigente de ETA y está refugiado en Francia, dedicado también a la restauración.

El establecimiento  de Iñaki ya ha sido ametrallado varias veces y tiene decidido trasladar el negocio a un lugar más céntrico y seguro. Los tres individuos se acercan a la barra, que atiende otro hermano de Iñaki, Luis Etxabe, y le espetan ‘venimos a mataros’. Luis Etxabe sale corriendo y consigue esconderse en el trastero. Iñaki Etxabe no tendrá tanta suerte, en ese momento sale de la cocina alertado por el estruendo para ver qué está pasando. Los tres individuos disparan sobre él y acaban con su vida.

No habrá investigación ni culpables, pese a que un testigo, el taxista Germán Agirre, dice reconocer al menos a uno de ellos como guardia civil de Arrasate, donde él tiene parada. El 12 de octubre, el cuerpo sin vida de Germán Agirre aparece tiroteado dentro de su coche, aparcado junto al cuartel de la Guardia Civil de Legutio.

El frío no parece entumecer los dedos de los guardias civiles de Legutio, que el 25 de noviembre matan de un disparo a Ángel Esparza Basterra, vecino de Dima, de 28 años, delincuente de poca monta que desobedeció una orden de alto cuando paseaba cerca del cuartel en compañía de Diego Gabarri Moreno, gitano. Para algunos la vida siempre ha sido delito.

2 comentaris:

  1. Y el taxista Germán Aguirre Irasuegui para el Ministerio de Interior es ...víctima de ETA.

    ResponElimina
  2. Lo más irónico es que Germán Aguirre es víctima de ETA para las autoridades españolas...Es un asesinato sin esclarecer.

    ResponElimina