Cercar en aquest blog

dilluns, 23 de gener de 2017

Arturo Ruiz García. 1977.


El 23 de enero de 1977, hoy hace 40 años, hay convocada manifestación pro-amnistía en Madrid. El ministro de Gobernación, Rodolfo Martín Villa, la ha prohibido y Santiago Carrillo se escaquea para no molestar a las autoridades. Ya no quedan militantes del PCE en las cárceles y está negociando la legalización del partido, que se producirá por Semana Santa. El que no se escaquea es Arturo Ruiz García, 18 años, estudiante de BUP que compagina estudios con trabajo de albañil, afiliado a las Comisiones Obreras.

La convocatoria es en plaza España y no tardan en producirse las cargas policiales y la desbandada de manifestantes. Un grupo de jóvenes a la carrera desemboca en la plaza de Santa María Soledad Torres Acosta y topa de frente con unos tipos en disposición poco amistosa. Un individuo con abrigo verde y aspecto de vendedor de seguros muy cabreado saca una pistola y dispara al aire, provocando el pánico.

Todo parece quedar en una bravuconada cuando otro individuo le coge la pistola al del abrigo verde, apunta sin perder los nervios y dispara. La bala atraviesa el pulmón y el corazón de Arturo Ruiz, que muere allí mismo. La policía hace acto de presencia... y carga contra los estudiantes. Florencia Marcano González recibe un balazo en el pecho y cae gravemente herida.

El tipo del abrigo verde es Jorge Cesarsky Goldstein, habitual en los actos de Fuerza Nueva, fascista argentino que trabaja para los servicios policiales paralelos de información españoles bajo tutela del coronel Eduardo Blanco. El asesino es José Ignacio Fernández Guaza, escolta de Blas Piñar. Cesarsky se aleja del lugar de los hechos en un taxi y Fernández Guaza se va andando hasta la sede  de los Servicios de Información de la Policía.

Fernández Guaza pasa por su casa, coge dos pistolas y algunos papeles, le da dos besos a su mujer y se pira con su Seat 124. Nunca más se le vuelve a ver el pelo. Cesarsky va a juicio. Le caerán 6 años. A los 10 meses sale de prisión al beneficiarse de la ley de amnistía por la que murió Arturo Ruiz. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada