Cercar en aquest blog

divendres, 17 de març de 2017

Manuel Alba Blanes. 1937.


Manuel Alba Blanes nació en Almodóvar del Río, Córdoba. Por nacimiento iba para jornalero, por decisión propia fue maestro, compositor, poeta, dramaturgo y alcalde de su pueblo.

Al Manuel niño lo mandaron al campo y lo convirtió en una aula inmensa bajo el cielo. Aprendió él solo a leer y escribir, y ese amor por el conocimiento le hizo libertario y pacifista, humanista y universal. En 1925, dictadura de Primo de Rivera, funda el Ateneo Popular para dar clases gratuitas él mismo a los niños y niñas que no tienen acceso a la escuela en una población con un 70% de analfabetismo.

Cree Manuel que la cultura puede cambiar un mundo dominado por terratenientes. La cultura contra la injusticia y la santa resignación de los oprimidos. Demasiado instruido para terratenientes, que lo consideran peligroso, y para jornaleros, que recelan de él.

Manuel creará una estudiantina que ganas premios en Palma del Río y Córdoba, compone piezas musicales y escribe letras de contenido social para las murgas de carnaval. La revolución con música entra, porque no.

'Bajo la denominación de Ateneo Popular se constituye en esta población una asociación que tendrá por objeto difundir los conocimientos científicos, artísticos y literarios entre todas las clases sociales en general, y particular entre las clases obreras, mediante cursos, conferencias, excursiones, visitas, conciertos, publicaciones, creación de escuelas nacionales, etc', dice el artículo primero del reglamento del Ateneo Popular.

Y dice el segundo, 'cuando en la vida colectiva se cometa una arbitrariedad por parte de los poderes públicos contra el inviolable derecho de gentes o una limitación a la libre emisión del pensamiento, esta entidad debe hacer pública su disconformidad como lo estime más oportuno por cuanto el silencio ante el atropello consumado equivale a la tácita conformidad con el mismo'.

En 1928 se casa con Enriqueta Sanz Palma, sirvienta de terratenientes, y escribe y estrena una obra teatral, Entre dos fuegos. El estreno es en una expectante Almodóvar del Río. No volverá a representarse (hasta 2009). Es una obra valiente que habla de lo que en el pueblo todos saben y casi todos callan, de una lucha de clases con un sempiterno vencedor. Los terratenientes se enervan, la pequeña burguesía se incomoda por no querer incomodar al poder y muchos jornaleros se refugian en el miedo. Manuel Alba prefiere dimitir de sus responsabilidades en el Ateneo Popular y darse de baja antes que perjudicar a socios y directivos con su compañía.

El Ateneo Popular languidece en una actividad inocua hasta que con la llegada de la II República empieza a recuperar su espíritu fundacional. Manuel Alba vuelve al Ateneo en 1935 y en 1936 es elegido alcalde. Desde alcaldía pone en marcha las políticas prioritarias de lucha contra el paro a través de un plan de obras públicas y la negociación con los grandes propietarios, creación de un grupo escolar, creación de un sistema de asistencia social para los más necesitados y velar con la discriminación positiva por los derechos de la mujer. Y, entre otras, la calle de la Caridad pasa a llamarse calle de León Tolstoi.

Los fascistas son más de sables que de lapiceros y dan su golpe de Estado, apoyado en Almodóvar del Río por terratenientes y Guardia Civil. El 20 de julio, Manuel Alba encabeza el comité obrero que armado con 8 escopetas de caza consigue la rendición de los guardias civiles, que prefieren esperar refuerzos para poner las cosas en su sitio, que Dios suele estar con los que tienen más cañones.

El 23 de julio tropas sublevadas de infantería y caballería desalojan a cañonazos al comité obrero y lo mandan a la sierra. El comité volverá a tomar Almodóvar del Río el 3 de agosto, dejando encerrados a los guardias civiles en el castillo en el que se han acuartelado. Dos días después los guardias escapan por la puerta trasera que a alguien se le olvidó vigilar, seguramente adrede. Pero nadie se desanima y se proclama el comunismo libertario. Lo bueno dura poco y el día 20 los fascistas ocupan la localidad definitivamente.

Los anarquistas huidos de Almodóvar del Río y Villaviciosa crean el Batallón Fermín Salvochea, con Manuel Alba como comisario político, y acabarán integrándose en la Columna Andalucía Extremadura que a su vez acabará integrada en la 88 Brigada Mixta.

El 9 de marzo de 1937, Manuel Alba escribe una carta a su esposa desde La Membrilla, Ciudad Real, a la espera de ir al frente en Pozoblanco. Manuel odia la guerra, y si bien concibe la idea de poder llegar a morir por unas ideas, le resulta inadmisible matar por ellas, porque sería contradecirlas.

Manuel Alba Blanes desaparece en los combates del 16 de marzo en Pozoblanco. Hay quien dice haberlo visto herido gravemente en las trincheras, hay quien habla de verlo entrar en un dispensario arrasado poco después por las bombas, se habla de un cuerpo sin nombre enterrado de cualquier manera entre el caos... A saber. Lo cierto es que oficial y administrativamente no hay acta de defunción. Lo cierto es que hay tipos que viven para siempre.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada