Cercar en aquest blog

dimarts, 13 de juny de 2017

Valerio Isca. 1996.


No se dejen llevar por los estereotipos. Valerio Isca nació en Sicilia, hijo de siciliano y napolitana, y se fue a vivir a New Jersey, donde los Soprano, y nunca de dedicó profesionalmente a eso de la corrupción ni despachó en Génova, por poner un ejemplo.

Tercero de seis hermanos, apenas pudo pasar seis años en la escuela de Calatafimi, que al cumplir los 11 se le murió el padre y entró a trabajar de molinero. Compaginó como pudo con la escuela nocturna, hasta que al cumplir los 18 le llaman a filas para llevarlo a las trincheras. A veces la vida tiene unos regalos de cumpleaños...

Entre una y otra cosa se hizo socialista y al cumplir los 22 se fue con su hermana mayor a New Jersey. Mecánico, peón caminero, metalúrgico... cualquier trabajo era bueno para llevar adelante una vida honesta, la honestidad que le llevó a participar activamente en las campañas en defensa de la inocencia de Sacco y Vanzetti, mientras caían en sus manos lecturas de Kropotkin y Malatesta y recibía en sus brazos el amor de Ida Pilat, con quien se instalaría en Brooklyn.

Valerio e Ida se conocieron en el centro cultural que los libertarios españoles tenían en New York y se amaron el resto de sus vidas. El anarquismo ya es un poco eso, amarse, y Valerio siempre se opuso a la violencia y el individualismo. En su casa acogieron a Armando Borghi, a quien lo mismo persiguen en la Unión Soviética que en Italia que en Estados Unidos, que busca escondite mientras andan tramitando su expulsión del país. También participarán en las campañas contra las expulsiones de Domenico Sallitto y Vincenzo Ferrero.

Entre una y otra cosa, Valerio e Ida, miembros del grupo Road to Freedom, se irán a vivir a la colonia libertaria del lago Mohegan, teniendo como vecinos a Rudolf y Milly Rocker y sintiéndose muy cerca de Henry David Thoreau y de Francesc Ferrer i Guàrdia, colaborando en la Escuela Moderna de Stelton y escribiendo en el periódico antifascista Controcorrente.

Valerio Isca, enfermo de Parkinson, y su compañera Ida Pilat, estuvieron en la fundación del Libertarian Book Club. Ida Pilat, aquella muchacha judía de Odessa a la que Valerio conoció en los años 20, moría en 1980. Valerio Isca, aquel hijo de siciliano y napolitana, le escribió una hermosa carta que publicó en 1981 y la sobrevivió 16 años sin dejar nunca de dar largos paseos con ella. Valerio Isca murió el 13 de junio de 1996 en New York, en paz, como dicen que mueren los que han amado mucho. Y no es un estereotipo, es una actitud. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada