Cercar en aquest blog

dijous, 7 de setembre de 2017

Francesc Ballester Orovitg. 1957.



A Francesc Ballester Orovitg El Explorador lo pusieron a trabajar de carpintero muy joven y el se puso a estudiar esperanto. El golpe de Estado fascista lo pilla con 15 años militando en las Juventudes Libertarias de L'Hospitalet y la guerra lo manda al frente de Aragón en la 143 Brigada Mixta. Acaba preso en Tortosa.

Francesc Ballester consiguió escapar y pasar a Francia. No tenía intención de huir del fascismo, así que se enroló en el maquis y volvió al combate en Barcelona militando en el Movimiento Libertario de Resistencia al lado de buena gente como Celedonio García y Josep Lluís Facerías. Con Celedonio participó en el Pleno Nacional clandestino de la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias celebrado en el sótano de un bar de la calle Valverde y con Facerías en algunas expropiaciones bancarias.

En 1947, Ballester participa en la redacción, impresión y difusión de octavillas contra la Ley de Sucesión, esa que a primera hora de la tarde de hoy pervive en Felipe VI. Parece poca cosa. No lo era. También intentará, con Facerías, eliminar a la mala bestia del comisario Eduardo Quintela. La acción fracasa por pura pobreza. Literalmente. Cuando van a llenar el depósito de la camioneta que se han agenciado para salir al paso de Quintela se encuentran con todas las gasolineras de Barcelona cerradas por falta de suministros.

La represión no da respiro y el grupo pasa a Francia para tomarse uno. Vuelven a la carga en noviembre de 1947. No lo tienen fácil. Primero los detiene la gendarmería en Latour-de-Carol y se pasan dos semanas en el calabozo. Cuando salen y se reúnen en el Mas Tartas, base de grupos libertarios en plena montaña a pocos pasos de la frontera, les explota una granada mientras revisan el material y Ballester tiene que ser hospitalizado por una fea herida en la rodilla. Peor parte lleva Mariano Puzo Cabero, que pierde mano izquierda y pulgar derecho.

En 1948 el Movimiento Libertario de Resistencia acaba disolviéndose mientras sus miembros van cayendo uno a uno. Ballester es detenido en mayo y encarcelado en La Modelo. Pasará un año ahí dentro, aprovechando para organizar la ayuda a los presos coordinado con Quico Sabaté hasta su libertad provisional. El nombre ya lo dice, provisional, más aún cuando formas parte del grupo de los hermanos Sabaté y te dedicas a buscar abogados dispuestos a defender a los presos anarquistas.

Fue detenido de nuevo en 1949 y sometido a tortura en los sótanos de Vía Layetana. Le cayeron seis años de los que cumpliría tres, suficiente hospitalidad para largarse a Francia y no volver más.

En Alès, en el Gard, volvió a la carpintería y el esperanto, tallando madera y escribiendo en numerosas publicaciones, militando en la CNT y llevando una vida sencilla de gestos amables con sus vecinos. El hombre que sobrevivió al frente de Aragón, las cárceles y comisarías del franquismo, las encerronas policiales y los interrogatorios, la lucha de la guerrilla libertaria, moriría hoy hace 60 años en el descarrilamiento del tres París - Nîmes. Murió como había vivido, de pie, porque minutos antes había cedido su asiento a una mujer, que salvó la vida en el accidente, en un último gesto que hablaba de él.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada