Cercar en aquest blog

dijous, 4 de gener de 2018

Francisco Rodríguez Ledesma. 1978.


En verano de 1977 los vecinos del Cerro del Águila, barrio obrero en la periferia de Sevilla, andan revueltos por el expediente de regulación de empleo presentado por Hilaturas y Tejidos Andaluces S.A. (Hytasa), la empresa orgullo de España fundada por don Prudencio Pumar Cuartero en 1937 con la inestimable colaboración de Queipo de Llano. Hytasa había empleado en sus momentos de gloria, entre 1958 y 1962, hasta 3.000 trabajadores y ahora llevaba dos años en pérdidas.

El 8 de julio de 1977, centenares de trabajadores se concentran frente a las puertas de Hytasa para protestar por su situación. La policía no tarda en presentarse y carga. Francisco Rodríguez Ledesma, trabajador de la construcción en paro y militante de CC.OO., 54 años, está con sus vecinos de Hytasa. Un tipo con gafas de sol, vestido de civil y pistola a juego, sale de un Seat 1500 de la policía y dispara. Y dispara. Y dispara. Y dispara. Y dipara. Hasta cinco veces. Una de las balas revienta el bazo y perfora el colon de Rodríguez Ledesma, que ingresa en estado muy grave en la Residencia García Morato.

Varios testigos identifican al pistolero como funcionario del cuerpo de policía, aunque el tipo en cuestión nunca será importunado. Moraleja: nunca importunes a un tipo con pistola.

Francisco Rodríguez Ledesma será intervenido quirúrgicamente seis veces para intentar salvar su vida. Fiinalmente, el 4 de enero de 1978, hoy se cumplen 40 años, tras una nueva complicación, Rodríguez Ledesma fallece.

Un millar de trabajadores asisten a su entierro en el cementerio de San Fernando pidiendo justicia. El gobernador civil de Sevilla, José Ruiz de Gordoa, que siempre ha dado por buena la versión de disparos al aire para refrenar a una belicosa turba, promete abrir investigación y castigar a los culpables.

Ruiz de Gordoa era el gobernador civil de Navarra directamente implicado en la organización del ataque armado perpetrado por elementos fascistas, Guardia Civil  y cuerpos de seguridad del Estado en Montejurra en 1976, con resultado de dos muertes y decenas de heridos. Pues eso.

(PD. En 1980 el Gobierno incauta Hytasa para mantenerla a flote aplicando una ley de 1939 con carácter de ley de guerra. En 1984, convertida ya en empresa pública, un estudio del Instituto de Promoción Industrial de Andalucía concluye que Hytasa posee una tecnología infrautilizada, carece de una adecuada orientación productiva y soporta una gestión empresarial ineficaz. El 1990 la Comisión Europea abre expediente contra los 7.100 millones de pesetas en aportaciones públicas para mantener Hytasa a flote, que se suman a 4.200 millones aportados anteriormente, y su posterior privatización al coste simbólico de 100 millones, cuando el valor neto patrimonial de la sociedad es de 10.300 millones. Los comparadores de la ganga es un grupo controlado por Fernando Feíjoo y Pablo Recio, ex altos cargos de la Junta, que una vez hecho el negocio liquidan la empresa en 1996 dejando a 542 trabajadores en la calle y más de 15.000 millones de pesetas en deudas).

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada